Antonio Lorda

(Redirigido desde «Antonio Lorda Ortegosa»)
Antonio Lorda
Información sobre la plantilla
Lorda.jpg
Mayor General
LealtadEjército Libertador Bandera de Cuba
Participó enGuerra de los Diez Años

Nacimiento11 de febrero de 1845
Santa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento16 de mayo de 1870
Finca Babujales del Caonao, Camagüey, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteFiebres y anemia
Otros empleosMédico-cirujano

Antonio Lorda Ortegosa. Mayor General. Médico-cirujano. Patriota de la independencia de Cuba. Congregó a un grupo de patriotas con el fin de fomentar en Santa Clara una conspiración.

Síntesis biográfica

Nació en Santa Clara el 17 de febrero de 1841. Fue bautizado en la parroquial Mayor a los diez días de su nacimiento. Cursó sus primeros estudios en su ciudad natal y después se trasladó a Francia, lugar de origen del padre, Don Martín Lorda, donde fue alumno en las universidades de Burdeos, y la Sorbona de París, hasta concluir la carrera de médico, título que acreditó después, en la Universidad de La Habana.

Su profesión la ejerció en su ciudad de origen, donde se destacó por su gran humanidad y su disposición para ayudar a los demás, en especial a las familias humildes. Lorda, en muchas ocasiones, unió a la receta el dinero para la adquisición de medicinas, por lo que fue conocido como “el médico de los pobres”. De fuerte complexión física robusta, más bien obeso y de copiosa barba, se caracterizaba por su jovialidad, por ser un hombre culto, generoso y de espíritu abierto, franco y amable. José Martí lo caracterizó así:

"(…) Antonio Lorda, en quien el obstáculo de la obesidad hacía más admirable la bravura, y la constancia era igual a la llaneza; las patillas negras se las echaba por el hombro; clavaba sus ojos claros.(…)" [1]

Antonio Lorda procedía de una familia de clase media, su padre y el de también patriota, Guillermo Lorda Ortegoza, eran dueños de la tenería que funcionaba en el siglo XIX en el lado oeste de Santa Clara después de pasar el río Bélico próximo a otro arroyo que se conoce como Arroyo de la Tenería, porque era el lugar por donde desaguaban los residuales de la tenería. La vivienda de esta familia se sitúa, actualmente señalada con una tarja, en la esquina de Real y Toscano.

Antonio y Guillermo tenían los mismos apellidos porque sus padres eran hermanos y se casaron con dos hermanas: María del Carmen, era su madre y María de Jesús, madre de Guillermo. Tuvo una hermana, la también patriota, luchadora clandestina, Ysidra Martina Lorda Ortegoza. Se casó con María de Teresa de Jesús Manuela del Carmen Domenech Mendoza, que al igual que el resto de la familia guardó prisión en la guerra del 68 y al liberarla fue deportada con otras mujeres a San Antonio de los Baños. Al partir Antonio para la manigua, estaba recién casado, la boda se había efectuado el 14 de diciembre de 1868, cuando contaba 27 años de edad.


Patriota de la Independencia de Cuba

Relacionado en Francia con las ideas democrático-burguesas comprendió la necesidad de eliminar la situación de opresión económica y política, así como la injusticia social prevaleciente en Cuba. Por ello estuvo entre los primeros que en Santa Clara se mostró dispuesto a combatir por la independencia de la Isla. Fue uno de los organizadores de la Junta Revolucionaria de Villa Clara que se formó entre los finales de 1868 y principios de 1869, de la que fue vice-presidente.

Lorda fue avisado por el telegrafista, amigo suyo, Federico Marrero que el mando militar español de Santa Clara solicitaba autorización para capturar a los miembros de la Junta, lo que todo indicaba que habían sido descubiertos, por tanto tuvieron que adelantar la salida para el día 2 de febrero hacia San Gil, cerca de la ciudad de Santa Clara, donde después de un breve proceso de preparación realizaron el primer alzamiento en armas, el 6 de febrero de 1869 o “Grito de San Gil”, Lorda estuvo presente en éste como en la concentración de las tropas de Las Villas, en la finca “El Cafetal” de José González, a dos leguas de Manicaragua y a cinco de Santa Clara, allí se sumaron las fuerzas de Sancti Spíritus, Cienfuegos, Trinidad, Sagua la Grande, Remedios y Santa Clara. Se ondeó la bandera y se organizó la Junta de Gobierno, creada para el alzamiento en todas Las Villas, la que fue asumida por los villaclareños y Lorda resultó electo vicepresidente, el mismo cargo que ya poseía en la Junta Revolucionaria de Villa Clara. [2]

En las contradicciones de ideas surgidas entre los principales jefes de la Junta de Gobierno, Lorda se plegó al criterio de Eduardo Machado Gómez y Carlos Roloff Mialofsky de llevar la guerra hasta el occidente, tomar los ingenios de la zona matancera y liberar esclavos y sumarlos a la guerra, se supone que luego de un tiempo de reflexión, cambió su opinión y estuvo del lado de Miguel Jerónimo Gutiérrez quien pretendía partir hacia Oriente pertrecharse de armas y regresar a la lucha en la región central, ya que el principal problema del alzamiento de Las Villas era la carencia de armamento en correspondencia con el alto número de hombres dispuestos a luchar. Como la idea de Gutiérrez fue la que predominó y debido a la invitación de los orientales y camagüeyanos para participar en la Asamblea de Guáimaro, hacia ese lugar partieron las tropas y Lorda entre ellas [3].

Fue constituyentista en Guáimaro, y como diputado de la Cámara de Representantes, participó en las tareas legislativas de ese órgano. A inicios de 1870 se trasladó a Las Villas en visita de inspección, donde pudo comprobar las graves consecuencias de la guerra en la región. Ese mismo año, como demostración de confianza en sus habilidades como gobernante, fue designado para ocupar la Secretaría de Guerra. Durante la Guerra de los Díez Años alcanzó el grado de Mayor General y en el ejercicio de su cargo manejó algunos proyectos para el mejor progreso de las acciones, entre ellos la posible invasión hacia occidente. Además, curaba heridos y atendía enfermos.

Muerte

A inicios de la primavera de 1870 una epidemia de difteria atacó al Ejército Libertador y a los civiles que vivían en la manigua. Lorda cumplió su misión médica hasta que contrajo la enfermedad que lo llevó a la muerte el día 16 de mayo de 1870, en la finca Babujales, del partido Caunao, Camagüey. En ese lugar, en plena campiña, fue sepultado el insigne santaclareño.

Referencias

Fuente

  • Águila Zamora, Hedy Hermina, et all. Síntesis histórica municipal de Santa Clara, Editora Historia, Habana 2010.
  • Águila Zamora, Hedy. Historia de un edificio. Amanecer No 106 Año XVIII noviembre-diciembre 2012.
  • Cabrera Cuello, Migdalia. La Guerra del 68 en Villa Clara. Editorial Capiro, Santa Clara, 2005.
  • Certificado de bautismo, Diócesis de Santa Clara, Copia emitida el 11 de mayo de 2015.
  • Certificado de matrimonio. Diócesis de Santa Clara, Copia emitida el 11 de mayo de 2015.
  • González, Manuel Dionisio. Memoria Histórica de Santa Clara y su jurisdicción. Imprenta Del Siglo, Santa Clara, 1858.
  • Martí, José. Obras Completas T 4. Editora Nacional de Cuba, La Habana, 1963