Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad (libro)

Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad
Información sobre la plantilla
Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad-Zuleica Romay.jpg
Título originalElogio de la altea o las paradojas de la racialidad
Autor(a)(es)(as)Zuleica Romay Guerra
PaísCuba
PremiosPremio Extraordinario de estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe contemporáneos otorgado por la Casa de las Américas en el 2012

Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad. Este libro es un ensayo que se centra en el tema racial y que reflexiona sobre la reproducción de prejuicios raciales que con frecuencia subyacen ocultos en los procesos socioculturales, por lo que obtuvo el Premio Extraordinario de estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe contemporáneos otorgado por la Casa de las Américas en el año 2012.

Sinopsis

En este ensayo la autora profundiza en las raíces históricas, compara el fenómeno nacional con la realidad de otros países de la región, entrevista a los sujetos que pueden enriquecer la trama siempre a partir de un equilibrio que no soslaya la explicación dialéctica ni la mirada necesaria hacia un pasado que permite el balance entre lo logrado, los posibles retrocesos y lo que queda por lograr.

Según la autora del texto Zuleica Romay Guerra:

" Alguien me preguntó cómo yo clasificaría el libro si de historia, de psicología social, de sociología o de testimonio con apoyatura científica y es todo eso, yo no me propuse hacer un texto de una u otra especialidad si no escribir lo que pensaba e incorporarle lo que pensaba mucha gente que dedicó tiempo a hablar conmigo de este asunto a pesar de lo incómodo que todavía resulta en nuestro país hablar de esto, porque yo creo que la conversación sobre estos temas no se ha naturalizado, hay espacios en que sí pero en otros se percibe una tensión ambiental cuando el tema sale a relucir; yo traté de respetar lo que las personas me dijeron y de relacionar coherentemente esos testimonios; si el libro puede servir para que nosotros nos liberemos de esos innecesarios sentimientos de culpa, será válido.

Cuba no tiene por qué sentirse avergonzada de nada. Cuba tiene sí, que sentirse muy comprometida a terminar lo que empezó. Esta Revolución tiene que sentirse comprometida a terminar lo que empezó, no avergonzada de lo que no ha logrado, porque la historia de este país no se terminó.

Yo escribí el libro pensando en ayudar a que tengamos este tipo de perspectiva del asunto, a que no nos sintamos derrotados, ni avergonzados, ni enjuiciados porque en este mundo nadie ha hecho más por los negros y mestizos que esta Revolución y si no yo no estuviera sentada aquí hablando contigo dirigiendo una institución como ésta, en la mayor parte de los países del mundo no se atreverían a nombrar a una persona como yo en un lugar así. He ido a muchas ferias del libro y a reuniones del grupo iberoamericano de editores y en la mayoría no he encontrado personas como yo y este país está lleno de personas como yo en responsabilidades institucionales o administrativas que en otros lugares ni por la mente más febril y más soñadora pasa escoger una persona así y otros muchos con categorías y grados científicos, personalidades eminentes por sus aportes al conocimiento en cualquier manifestación del arte o de la ciencia.”

Datos de la autora

Zuleica Romay Guerra (La Habana, 1958). Escritora e investigadora cubana. Presidenta del Instituto Cubano del Libro. Obtuvo el Premio Extraordinario de Estudios sobre la presencia negra en las Américas y el Caribe contemporáneos, en la edición 53 del Premio Casa de las Américas 2012, con su investigación Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad.

Criterios sobre la obra

Marilyn Bobes, escritora cubana:

" Pocos libros de ensayo tienen el poder de seducción y la diafanidad de lenguaje de Elogio de la altea o las paradojas de la racialidad con el que Zuleica Romay Guerra obtuvo el Premio Extraordinario de estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe contemporáneos otorgado por la Casa de las Américas en el 2012.

Confieso que la lectura de este texto me sorprendió favorablemente, entre otras cosas por la manera en que su autora supo armonizar numerosas disciplinas como la literatura, la sociología, la sicología, la estadística y la historia para ofrecer al lector el estudio más completo que, en mi opinión, se ha publicado en nuestro país sobre el racismo y la discriminación, temas que suscitan hoy uno de los más apasionados debates en la sociedad cubana y que no siempre son abordados desde todas las aristas que convergen en tan espinoso asunto.

Cabe destacar la valentía con que Romay ‘se desnuda’ y echa mano a sus vivencias personales para compartir con el receptor esa radiografía visceral de lo que significa el racismo cuando se experimenta en carne propia, ello sin recurrir a las trampas de un sentimentalismo que en este libro es reemplazado por la agudeza analítica y la racionalización comprometida con el conocimiento y el saber.”

Fuentes