La verdad no se ensaya. Cuba: el socialismo y la democracia (libro de 2012)

La verdad no se ensaya. Revolución, ideología y política en Cuba (libro)
Información sobre la plantilla
La verdad no se ensaya.jpg
Título originalLa verdad no se ensaya. Revolución, ideología y política en Cuba
Editorial:Editorial Caminos, del Centro Martin Luther King
PaísCuba
PremiosPremio Casa de las Américas y de CLACSO.

La verdad no se ensaya. Revolución, ideología y política en Cuba. Libro donde aparecen recogidas las visiones de Julio César Guanche sobre tres problemas relevantes de la cultura política cubana: la cultura política existente sobre la Revolución; el capital simbólico de la Revolución como clave de su continuidad; y cómo se elaboran hoy las ideologías sobre el futuro cubano.

Sinopsis

Los cinco ensayos aquí reunidos, escritos entre el 2008 y el 2011, se levantan y tratan tantos temas que se harán necesarios nuevos estudios del autor para su completo examen, por demás este conjunto de trabajos nos revela a un autor con un pensamiento profundo y coherente sobre los temas levantados y la exposición más completa sobre la tradición republicana, el nacionalismo radical y el socialismo cubano.

Este ensayo hace una importante contribución al pensamiento jurídico, político y social cubano al incorporar a la reflexión académica y al debate público, nuevos paradigmas comunistas, libertarios y republicanos. Precisamente, la interpretación del autor del socialismo en clave republicana, retoma la tradición marxista en sus orígenes pues incorpora al debate no solo una propuesta innovadora sino aquella que parece más adecuada a la ideología del nacionalismo radical cubano y, también, culturalmente más afín y autóctona.

Según el propio autor Julio César Guanche:

" Los textos de La verdad no se ensaya tienen varios ejes que dan una idea de cómo me represento su escritura y cómo los relaciono unos con otros. Uno de ellos es recuperar la pluralidad, diversidad y complejidad del pensamiento político cubano del siglo XX, digo recuperar no porque no esté hecho, muchos lo han hecho, pero lo que uno ve cotidianamente, lo que aprecia en las escuelas, en la prensa, en la historia del uso, es un pensamiento que no se compadece en absoluto con lo que realmente ha sido el pensamiento cubano, con su valor no solo para Cuba sino también para América Latina, con la grandeza de sus autores, y con la grandeza de sus intenciones también. De modo que, colaborar con esa recuperación, esa pluralidad y esa diversidad fue uno de mis empeños.”
Rafael Acosta leyendo La verdad no se ensaya

Datos del autor

Julio César Guanche.Abogado, escritor, ensayista, investigador, profesor y editor cubano. Licenciado en Derecho. Es profesor adjunto de la Universidad de La Habana. Desde 1998 hasta junio de 2001 laboró como director de la revista Alma Mater, órgano de la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba. Entre julio de 2001 y enero de 2006, trabajó en el Instituto Cubano del Libro, donde dirigió, entre otras, la editorial Ciencias Sociales. En Cuba ha obtenido varios premios de periodismo otorgados por la UPEC, la UNEAC, el Ministerio de Cultura, el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau y la revista Temas. Es asesor del presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana y miembro del Consejo Editorial de las revistas La Jiribilla y Ruth.

Criterios sobre la obra

Rafael Acosta De Arriba, destacado poeta y ensayista cubano. Doctor en Ciencias Históricas. Miembro de la UNEAC. Premio Razón de Ser otorgado por el Centro Alejo Carpentier:

" El libro enarbola un credo que se sostiene sobre coordenadas complejas, como el insoslayable deseo de justicia social, la necesidad de la utopía y del pluralismo político, la importancia de la independencia personal, el necesario antiimperialismo, la diversidad civilizatoria, el fortalecimiento legal y constitucional que proteja los in¬tereses de los ciudadanos, la democracia auténtica, la estimulación y transparencia de los debates de ideas, la delimitación necesaria entre socialismo y estatización, en fin, sobre todo lo que apunte a robustecer el concep¬to de “republicanismo socialista” y que curiosamente en el prólogo el investigador Juan Valdés Paz le llama de manera similar, “interpretación del socialismo en clave republicana”. En nuestra sociedad se están llevando a cabo en el presente algunas polémicas de sana raíz ciudada-na, debates impensables hace una década atrás, que indican que afortunadamente los cambios a los que estamos obligados como nación no se darán exclusi¬vamente en los predios de la economía. El Centro Teó¬rico Cultural Criterios, el Centro Martin Luther King, las revistas Temas y Espacio Laical, el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, entre otras insti¬tuciones y entidades, mas la muy incipiente blogosfera local y los nuevos actores sociales que surgen, están provocando tales discusiones que concitan numero¬sas ideas sobre los cambios que deben operarse en diferentes zonas del tejido social y del Estado; en los mismos, la inteligencia y la pasión de Julio César han tenido siempre papeles protagónicos, conducta ética que me recuerda aquella idea de José Martí, pensar es servir, idea que adquiere hoy una enorme relevancia.”

Fuentes