Luces y sombras (libro)

(Redirigido desde «Luces y sombras (Libro)»)
Luces y sombras (Libro)
Información sobre la plantilla
Luces y sombras (Libro).jpg
Título originalLuces y sombras (Libro)
Autor(a)(es)(as)Estrella Díaz
Editorial:Ediciones La Memoria
Emplane:Yoel Manuel L. Vázquez
ISBN978-959-7135-71-5
PaísCuba

Luces y sombras (Libro). Libro donde se muestran las visiones de 21 artistas de la plástica cubana que fueron convocados por la periodista Estrella Díaz en su espacio habitual Luces y sombras, de la emisora Habana Radio, adscrita a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

Sinopsis

Estas Luces y sombras nos regalan algo de la filosofía de trabajo de varios premios nacionales de Artes Plásticas, detalles del ambiente en sitios emblemáticos de la creación en este país y esta ciudad capital que nos entran definitivamente por los ojos. La experiencia de la enseñanza y la práctica de las artes en Cuba: la Escuela Nacional de Arte (ENA), el Instituto Superior de Arte (ISA), el Instituto Repin de Leningrado, el Taller Experimental de Gráfica de La Habana.

Algunos de los protagonistas de este libro son: Florencio Gelabert, Adigio Benítez Jimeno, René de la Nuez, Juan Moreira, Raúl Santos Zerpa (Santoserpa), José Gómez Fresquet (Frémez), Diana Balboa, José Fuster, Manuel López Oliva, Eduardo Roca (Choco), Roberto Fabelo, Alberto Lescay, Juan Quintanilla, Ileana Mulet, Arturo Montoto, Áisar Jalil Martínez, Carlos del Toro, Ángel Ramírez, Alicia Leal, Zenén Vizcaíno y Luis Enrique Camejo.

Datos del autor

Estrella Díaz García (La Habana, 4 de noviembre de 1959). Graduada de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana en la especialidad de Periodismo. Durante veinte años trabajó en la emisora internacional Radio Habana Cuba y es fundadora de Habana Radio, adscripta a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, donde actualmente realiza varios espacios de corte cultural como Luces y sombras y En el Centro, este último consagrado a reflejar el quehacer del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau. Colabora sistemáticamente con varios medios de difusión cubanos como La Jiribilla, Granma Internacional, la Agencia de Información Nacional (AIN), entre otros. Ha visitado Hungría, Alemania, Venezuela, Costa Rica y Bolivia y entre 1985 y 1986 fue corresponsal de guerra en Nicaragua. En estos momentos se desempeña como responsable de Prensa del Centro Pablo.

Criterios sobre la obra

Estrella Díaz García. Autora del libro.

“Por sobre todas las cosas, Luces y sombras tiene un carácter marcadamente periodístico y no lo considero un libro con matices de crítica. Respeto demasiado esa especialidad para entrometerme en ella.”

Raúl Santos Zerpa (Santoserpa). Pintor, dibujante y escultor cubano.

“Conocí a Estrella a partir de la inauguración de la Galería de arte de Cifuentes hace unos dos años y ella me invitó al programa Luces y sombras que realiza en la emisora Habana Radio. Fue una experiencia interesantísima primero por su entrevista que me pareció muy buena, entre otras razones, porque dije cosas que hasta ese momento no había manifestado públicamente provocado por sus preguntas un tanto indiscretas e indagadoras. Una de las cosas más lindas que tiene el espacio parte de los propios oyentes: muchos oyentes escribieron y sirvió para que la gente investigara, que buscaran catálogos, que acudieran a otras personas a preguntar por ese artista. Eso deja un conocimiento, para siempre, en esas personas. Y ese conocimiento lo provocó un programa de radio. Una de las cosas que más valoro en estos proyectos es el conocimiento que deja en las personas.”

Diana Balboa Pintora, dibujante, grabadora y ceramista cubana.

“Estuve en la presentación de Luces y sombras en los días de la Feria del Libro, en La Cabaña, y ahora estoy aquí. En ambas ocasiones he escuchado a Estrella decir que ‘no es un libro especializado’. Y a mí no me queda muy claro qué es un libro especializado y qué no. No creo que el mundo periodístico se pueda ni se deba minimizar. Si es un libro de arte o no lo va a decir el tiempo. Pero, ¿qué es un libro en el que se entrevista a artistas que hablan de su obra, que ―además― se le entrevista de forma acuciosa y valiente? La posteridad dirá si este libro le importa, por ejemplo, a los estudiantes de arte o a los diletantes de las artes plásticas cubanas o lo que sea. Para mí es una experiencia extraordinaria, aplaudo a Estrella, aplaudo al Centro Pablo y a todas las personas que hicieron posible que la palabra se convirtiera en escritura y que en un futuro la gente tenga acceso a ese libro, independientemente, de que sea especializado o no. Aunque para mí, sí lo es.”

Ileana Mulet Artista plástica y poetiza cubana.

“Este libro tiene como mérito que muestra la obra del creador, pero también su vida. Y uno de los valores es que se puede apreciar cuán múltiple es la obra de cada cual y la diversidad de tendencias que muestra hoy el arte contemporáneo cubano. Este libro está muy cuidado y, en lo personal, me siento muy dichosa y agradecida por aparecer en él. Estrella por su trabajo en la radio tiene muchísimas entrevistas y pudiera hacer varios libros. Me siento muy afortunada por estar en él, y lo agradezco.”

Manuel López Oliva Pintor cubano.

El movimiento artístico cubano existe porque tiene mucha gente de mayor o de menor nivel, pero que está en constante ebullición de creación. Eso es vital y se ha ido conformando durante diez años a través del programa Luces y sombras, de Habana Radio, y Estrella ha logrado mantener una acción sostenida tanto en la página web, como en las transmisiones radio.

A Estrella la conozco desde hace más de 20 años y sé de lo constante que es; somos amigos desde que yo ejercía el periodismo y no tengo a menos decir que fui periodista durante más de 30 años. Estrella es de las buenas periodistas cubanas. Pero, cuando vamos a la historia de la crítica de arte en Cuba los grandes críticos de arte como Martí, Alejo Carpentier, Cisneros, entre otros, esos grandes críticos de arte han sido periodistas, ¿por qué? porque el periodismo especializado es un campo mayor que el periodismo de noticias; estoy hablando del periodismo de opinión. Y, de alguna manera, la crítica de arte que se proyecta desde los medios es una crítica periodística y es periodismo. Defiendo el hecho que un periodista haga un libro de pensamiento porque muchas veces el secreto está en lo que un buen periodista logra que el otro diga. Ahí está la astucia de un periodista, de obligar a partir del rigor de las preguntas a decir lo que se quiere. Y cuando se invita a alguien a un programa como Luces y sombras, también se está haciendo una selección que es lo que, también, hace un crítico de arte. Lo que sucede es que hay una crítica que viene del campo profesional del arte, de la curaduría o del estudio del arte que, a veces, es una crítica especulativa e intra medio artístico. Pero esta es una crítica extra medio artística, una crítica que se proyecta hacia todos los públicos que es el ejercicio de la profesión a través del propio modo de ser de la persona y es, por lo tanto, un libro de arte que puede llegar a convertirse en un instrumento auxiliar importantísimo para los profesores y estudiantes de arte, para los funcionarios y para los críticos que surgen. A veces, los críticos, sobre todo jóvenes, surgen mirando hacia un atrás desierto. Hay una tendencia en Cuba a la tabula rasa, es decir, a barrer. Estrella en este libro, sin decirlo, está dando vertientes y caminos que corresponden con el campo del arte objetual. Hay un arte no objetual que es otra cosa que también existe como el performace o el arte de comunicación indirecta.

Salgo en defensa de este libro porque defiendo el periodismo. Desde el siglo XIX en la prensa cubana hay crítica de arte, lo que pasa es que hoy la crítica de arte se ve como una especie de entidad-entelequia supravital. Y no es así. La única manera de comprender la obra de un artista es comprendiendo lo que el artista vive y los periodistas tienen capacidad para comprender esas cosas. A veces, muchos críticos de laboratorio no tienen esa capacidad y escriben para demostrar, solamente, que ellos son los que saben.”

Fuentes