Diferencia entre revisiones de «Agaporni taranta»

(Fuentes)
Línea 9: Línea 9:
 
|orden=Psittaciformes
 
|orden=Psittaciformes
 
|familia=Psittacidae
 
|familia=Psittacidae
|géneros=Agapornis
+
|género=Agapornis
 
|hábitat=
 
|hábitat=
 
}}
 
}}

Revisión del 07:12 4 sep 2013

Agaporni taranta
Información sobre la plantilla
Agaponis taranta o de Abisinia.JPG
Nativos de Eritrea y Etiopía. Este inseparable no posee mutaciones conocidas y tiene un ligero dimorfismo sexual.
Clasificación Científica
Nombre científicoAgapornis taranta
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Aves
Orden:Psittaciformes
Familia:Psittacidae
Género:Agapornis

Agapornis taranta. Ave de color verde en su plumaje, una de las menos conocida en el mundo. Especies pertenecientes al género Agapornis, incluidas dentro de la familia Psittacidae, orden Psittaciformes. Actualmente no se conocen subespecies del agapornis taranta.

Origen

Nativos de Eritrea y Etiopía. Este inseparable no posee mutaciones conocidas y tiene un ligero dimorfismo sexual.

Agapornis Taranta es una de las especies de agapornis menos conocidas en el mundo de la avicultura, principalmente debido a la escasa información que existe sobre ellos y a los escasos éxitos reproductivos obtenidos desde que se conoce esta especie en cautividad. Es por esto que hace algún tiempo apenas se importaban estas aves, y que las pocas que se encontraban en el mercado estaban a un elevado precio, lo que dificulta aún más su comercio. En Etiopía se prohíbe actualmente su exportación, para evitar su extinción.

Este Agapornis es el más resistente de todas las especies, ya que está aclimatado a altitudes de hasta 3.000 m, lo cual es muy apropiado para climas fríos, pudiendo llegar a soportar temperaturas bajo cero. No se encuentra entre los inseparables más apreciados quizás por su escaso colorido, que en el de la hembra es totalmente verde. A pesar de todo esto, poseen el encanto especial de que son aves muy tranquilas y pacíficas, además es, de entre todos los inseparables, el menos ruidoso, lo que las hace unos excelentes animales de compañía.

Descripción

El Agapornis Taranta dispone de un plumaje de color verde intenso; la cabeza, las bridas y la zona de la cara son rojas; el pecho, el abdomen y las infracoberteras caudales son de un verde ligeramente pálido; las infracoberteras alares y las plumas remeras son negras; las plumas centrales de la cola son de color verde, con una banda ancha negra en los extremos, mientras que las plumas más externas son de color amarillo y barrado en negro; la zona perioftálmica es gris oscura; el pico es rojo, con el iris marrón oscuro y las patas grises.

La hembra presenta un claro dimorfismo sexual con respecto al macho, por lo que se pueden diferenciar a simple vista, incluso desde que son aves jóvenes, siempre y cuando hayan adquirido su plumaje completo. Se diferencia del macho en que presenta la cabeza, las bridas y la zona de la cara de color verde, así como las infracoberteras alares que normalmente son de color verde, aunque pueden presentar una coloración parda.

Los jóvenes se parecen a la hembra, pero presentan una tonalidad más oscura en el plumaje, el pico es de color marrón amarillento con la base negruzca; empiezan a adquirir el plumaje de adulto a los 3-4 meses completándose entre los 8 y los 18 meses. Los jóvenes machos pueden distinguirse de las hembras cuando las infracoberteras alares se vuelven negras, aunque no será posible hasta la edad de los 3-4 meses de edad; incluso en algunos casos pueden distinguirse desde muy pequeños si aparecen plumas rojas en la frente.

Variedades de agapornis

  • Agaporni Fischer (15 cm.), cuyo origen está en las cercanías del gran lago africano Victoria. Su alimentación, a parte de las recurrentes semillas, admite también algunas verduras y frutas. El ejemplar femenino es un poco más grande que el masculino. Su colores básicos son: abdomen amarillo, plumas verdes y cuello y frente anaranjado. Su longevidad alcanza los ocho años. En cuanto a la reproducción, no tiene problemas en la cautividad, llegando a nacer hasta cinco polluelos que son independientes tras un mes y medio aproximadamente.
  • Agaporni Roseicollis (de 15 a 17 cm.), es un ejemplar que gusta mucho de semillas como girasol, avena, mijo y, por supuesto, alpiste. La tonalidad de su cuerpo es verde, pero también se aprecia un cuello rosa y plumas rojas. Un híbrido de esta especie presenta cuello rojo y cuerpo de color amarillo. La cría se lleva a cabo sin ningún tipo de problema con una incubación de unos 23 días.
  • Agaporni Personata (14 cm.), al que también se le llama 'enmascarado' por su blanco anillo ocular. Puede llegar a vivir una década y su desarrollo no presenta incidencias si se siguen unas pautas de higiene marcadas. Su reproducción es igual que la del Roseicollis. Por último, señalar que los colores por los que se le reconoce son verde en el cuerpo, amarillo en el pecho y negro en la cabeza. También tiene una mutación que colorea su pecho de gris y su cuerpo de azul.
  • Agaporni Cana (13 cm.), que hunde sus raíces en Madagascar. Es muy famoso por su cabeza grisácea y por el color verde de las hembras. Un dato curioso que destaca de su reproducción es que la época de cría es el invierno en occidente, para adecuarlo a su lugar originario en el hemisferio sur. Su dieta se compone también de frutas, verduras y abundantes semillas. Se convertirá en una agradable compañía durante un periodo de hasta ocho años.

Distribución geográfica y hábitat

El Agapornis Taranta tiene su área de distribución en las tierras altas de Etiopía, donde el área de distribución que tiene es muy pequeña, lo que supone un gran riesgo para estos pequeños psitaciformes ya que cualquier pequeña variación ó pérdida de su hábitat podría llevarles a la extinción.

Su hábitat está constituido por bosques de matorral, preferentemente en zonas donde abundan los enebros (Juniperus) y las podocarpáceas (Podocarpus), pero también pueden habitar en bosques de euforbias y acacias (Acacia); también pueden encontrarse en sabanas y praderas con árboles aislados, pueden habitar a alturas de entre 1.800m hasta 3.200 m., aunque suelen descender a altitudes inferiores en busca de su alimento preferido: los higos.

Dieta en estate natural

Se alimentan principalmente de semillas, bayas, yemas y frutas de los árboles. Les encantan los higos (Ficus), los cuales bajan a altitudes muy inferiores a las que viven para poder encontrarlos; aunque también podemos observarlos en los bosques de enebros (Juniperus) donde se alimentan de sus frutos. En muy raras ocasiones se les han visto cerca de las zonas donde habita el hombre.

Comportamiento social y reproducción

Agapornis tarata viven en pequeñas bandadas de entre 8-15 individuos; ocasionalmente se reúnen varias bandadas en los árboles para comer, cada noche la pasan en el mismo hueco de una rama muerta, la cual es ocupada por varias aves; abandonan el árbol justo después de amanecer y vuelan hasta las zonas donde suelen alimentarse y regresan justo una hora antes de la puesta de sol. Prefieren los árboles altos, tienen un vuelo rápido y recto y una llamada aguda, que repiten constantemente durante el vuelo.

La época de cría es desde marzo hasta noviembre; anida en los agujeros de las ramas y en los árboles muertos; la hembra rellena el nido con pequeñas ramitas y briznas de hojas, los cuales los transporta entre las plumas del cuerpo. La puesta consta de 4 a 5 huevos, que son incubados únicamente por la hembra. Durante el periodo de incubación el macho se encarga de alimentar a la hembra, y ésta a los polluelos una vez han nacido. Los jóvenes abandonan el nido a las 6-7 semanas de edad.

Estatus

El agapornis taranta no está globalmente amenazado, tiene un área de distribución muy pequeña, por lo que tiene un riesgo mayor de extinción ya que si se destruye su hábitat o se realizan capturas descontroladas puede llevarle a la extinción. En la actualidad no se los considera en peligro de extinción, pero no por ello debemos dejar de protegerlas y evitar tanto la destrucción de su hábitat como la captura ilegal.

Alojamiento

El Agapornis taranta es un ave que en muy raras ocasiones puede ser ruidoso; al principio de adquirirlo es un pájaro tímido y reservado, aunque rápidamente se adapta a su cuidador. Se muestra muy animado cuando no es observado; debemos tener mucho cuidado con las aves recién importadas pues se muestran muy susceptibles y cogen infecciones fácilmente; necesitan regularmente vitamina C. Son aves a las que les encanta roer toda la madera que se encuentran por lo que es recomendable suministrarles con frecuencia ramas de frutales.


Es recomendable alojar a los Agapornis Taranta por parejas, debido a que se muestran agresivos hacia otras aves, ya sean o no de su misma especie. Por el contrario, son aves que se muestran muy cariñosas con su pareja, a la que están continuamente mimando. Las medidas mínimas del aviario deben ser de 2 x 1x 2 m, el cual debe estar protegido de las inclemencias del tiempo. Es preferible que dispongan de dos cajas nido para la hembra tenga la posibilidad de escoger el que mejor le convenga.

Alimentación

La alimentación de los agapornis taranta es uno de los factores de éxito para su reproducción en cautividad. A estos agapornis se les puede suministrar una mezcla de semillas de mijo, mixtura de canario, girasol y cáñamo, así como el mijo en rama; ocasionalmente le podemos suministrar brotes de hierbas y de mijo, y una gran abundancia de frutas, verduras y hortalizas. Durante la época de cría les podemos suministrar galleta y pastón de huevo. A los jóvenes es recomendable suministrarles vitamina C y suplementos minerales.

Reproducción

Los agapornis taranta son aves “relativamente” fáciles de criar, aunque no tanto como otras especies de Agapornis; a menudo sólo crían al cabo de muchos años; la mejor forma de formar una pareja consiste en alojar en un aviario una pequeña bandada, donde ellos puedan elegir su pareja y entonces retirarlos a un aviario por parejas; la cría es a partir de mayo; suministrar con frecuencia ramas, de las cuales, la hembra desmenuzará la corteza y la transportará entre sus plumas hasta el nido. La puesta es de 3 a 5 huevos y la incubación dura unos 24 días; los jóvenes abandonan el nido a las 6 semanas.

Fuentes