Ciro II el Grande

Revisión del 14:31 27 ago 2011 de Vivian-jc.cmg (discusión | contribuciones) (Página creada con '{{Ficha Noble |nombre = Ciro II el Grande |título = |imagen = Ciro_II.jpg |tamaño de imagen = |epígrafe = |reinado = 550 a.C.-530 a.C |coronación = |otros títulos = |n...')
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ciro II el Grande
Información sobre la plantilla
Ciro II.jpg
Reinado 550 a.C.-530 a.C
Nacimiento 580 a. C
Persia.
Fallecimiento 530 a. C
Persia.
Entierro Pasargada
Sucesor Cambises II
Dinastía Aqueménidas
Padre Cambises
Madre Mandane

Ciro II el Grande: Rey persa (550 a.C.-530 a.C). Conocido como Kourosh en persa y como Kouros en griego, Ciro II fue el primer emperador de la dinastía aqueménida. Nació en el 580 A.C. y logró unificar a los dos pueblos más poderosos de la región, los medos y los persas, creado así lo que serían los cimientos. del pujante Imperio Persa.

Biografía

Hijo de Cambises, de la casa de los Aqueménidas, príncipe de Anshan, y de la princesa meda Mandane, hija del rey de los medos Astiages (Ishtuwegu), de quien Cambises era un fiel vasallo.

Notable conquistador, famoso por lograr mantener el control y la hegemonía de uno de los imperios más grandiosos que han existido, Ciro II también es recordado como un gobernante justo y magnánimo que era extremadamente tolerante con los pueblos que conquistaba.

Tras la victoria sobre La Media, organizó a la clase gobernante para su nuevo reino, incorporando a nobles medos y persas como oficiales civiles. Completada la conquista de Asia Menor, lanzó a sus ejércitos hacia las fronteras orientales, tomando bajo su dominio a Hircania, Partia, Drangiana, Arachosia, Margiana y Bactria. Después de cruzar el río Oxus, construyó pueblos fortificados para que sirvieran como frontera entre su imperio y las tribus de invasores nómadas procedentes de Asia Central. Las victorias de Ciro en el Oriente le dieron el poder suficiente como para pensar en acrecentar su reino hacia el Occidente: Babilonia y Egipto fueron su siguiente objetivo.

Paz aqueménica

Ciro procuró establecer siempre en sus nuevos dominios lo que se conocía como “Paz aqueménica” donde conciliaba los intereses persas con los del pueblo sometido para hacer menos dolorosa y humillante la conquista. Parece ser que el término “ecuménico” deriva justamente de esta práctica.

Tras la conquista de Babilonia, fue recibido por la comunidad hebrea como su libertador y es que ya tenía la bien ganada fama de ser un emperador siempre tolerante y respetuoso de todas las creencias religiosas y costumbres culturales, cualidades que le valdrían el respeto y homenaje de los pueblos a los que gobernó.

Fuentes