Enrique II de Castilla

Revisión del 11:23 6 dic 2017 de Humberto abtss (discusión | contribuciones) (Fuentes)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Enrique II de Castilla
Información sobre la plantilla
Rey de Castilla
Retrato-179-Rey de Castilla-León-Enrique II.jpg

Rey de Castilla y León
13661367
Predecesor Pedro I de Castilla
Sucesor Juan I de Castilla
Nacimiento 13 de enero de 1334
Sevilla, Bandera de España España
Fallecimiento 29 de mayo de 1379
Santo Domingo de la Calzada, La Rioja, Bandera de España España
Entierro Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo
Casa Real Casa de Borgoña
Dinastía Trastámara
Padre Alfonso el Justiciero
Madre Leonor de Guzmán

Enrique II de Castilla y León. Hijo bastardo de Alfonso XI de Castilla y León, quien fue adoptado por Rodrigo Álvarez, conde de Trastámara, de quien tomó nombre la dinastía que inauguró. Demostró actitud rebelde durante el reinado de Pedro I el Cruel, su hermano paterno. Dirigió una sublevación en Asturias en el año 1352 y posteriormente en Ciudad Rodrigo en 1354. Su vida estuvo marcada totalmente por el episodio que representó la Guerra Civil contra su hermano, constituyendo este hecho una de las páginas más lúgubres de la historia de la Edad Media hispana.

Pasó a la historia con distintos apelativos, entre ellos "el de Las Mercedes" por los favores y concesiones con que tuvo que pagar las ayudas de parte de la nobleza castellana para destronar a su hermano Pedro, o "El Bastardo" por su condición de hijo ilegítimo de su padre Alfonso XI. También se le apoda "El Fratricida" por el asesinato de Pedro en El Drama de Montiel.[1]

Síntesis biográfica

Primeros años

Enrique II de Trastámara, como también se le conocía, nació en Sevilla, España, el 13 de enero de 1334, fruto del amor entre el rey Alfonso XI de Castilla y León "El Justiciero" y Doña Leonor de Guzmán Ponce de León, con quien tuvo una decena de hijos y quien fuera la preferida entre sus amantes.

Fue adoptado por Rodrigo Álvarez, conde de Trastámara, quien le permitió llevar su apellido. Al morir este en 1335, lo designa como su sucesor y en el año 1345 por orden real se convierte en Conde de Trastámara adquiriendo así un señorío de grandes extensiones en el norte de la Península.[2]

Gracias a la habilidad política de Leonor de Guzmán, Enrique contrae matrimonio el 27 de julio de 1350 con Juana Manuel hija del infante don Juan Manuel, evento que se celebra en Toledo y que contribuye a mejorar aún más su posición. Contaba Enrique en aquella época con 17 años de edad y su esposa con 11.

Lucha por el poder

Al morir el rey Alfonso XI en el año 1350, se produce la subida inmediata de al trono de Pedro I, primogénito de Alfonso. Comenzaron así los enfrentamientos entre Enrique y su hermano Pedro, enemistad que pudo estar marcada por los celos surgidos entre ambos como consecuencia de los favores que Leonor conseguía de Alfonso para sus hijos.

En el año 1352, Enrique se subleva con otros nobles en Asturias contra Pedro I, ya entronizado, iniciándose una guerra marcada por el odio criminal. En dicha pugna Pedro I ordena encarcelar a Leonor de Guzmán en el Alcázar de Sevilla y ajusticiarla por su incondicional apoyo a las conspiraciones de su hijo Enrique junto a otros miembros de la nobleza. Dando inicio así a la búsqueda, por parte de ambos contendientes, de alianzas con otros reinos como Francia e Inglaterra en busca de inclinar, cada uno, la balanza a su favor.

Posteriormente en 1354 inicia nuevamente otra sublevación, esta vez en Ciudad Rodrigo donde es derrotado y se ve forzado a huir a Francia y Aragón estableciendo así alianzas con sus respectivos reyes quienes le apoyaron en sus pretensiones al trono castellano.

En el año 1366 encabezó una nueva rebelión en Castilla ayudado por las fuerzas del mercenario Beltrand du Guesclin autoproclamándose rey en Calahorra, sin embargo Pedro I recurrió a la alianza con los ingleses quiénes contribuyeron a la derrota de Enrique en la Batalla de Nájera en 1367. No obstante en cuanto los ingleses se retiraron de Castilla, Enrique cercó Toledo y derrotó las tropas reales en Montiel.

Pedro I al verse sitiado en el Castillo de Montiel, trató de parlamentar con su hermano Enrique cayendo así en la trampa tendida por este último quien con la ayuda de Beltrand du Guesclin asesina a Pedro en 1369.

Reinado

El inicio del reinado de Enrique II fue sumamente difícil, solo contó con el apoyo de Francia, alianza que obligó al monarca a posicionar a Castilla como colaboradora de los intereses franceses en la Guerra de los Cien Años, pues Francia ambicionaba controlar la flota castellana para cortar las comunicaciones inglesas, mientras que Inglaterra perseguía la neutralización de dicha flota.

Dentro de sus prioridades como soberano, estuvo la de estabilizar la monarquía y la nueva dinastía de los Trastámara, desarrollar nuevas políticas que lo condujeran a la regeneración del reino que había sido castigado por las calamidades y las guerras y acabar con las reclamaciones del reino por parte de Fernando I de Portugal y Juan de Gante quiénes se sentían con derecho al trono por tener lazos familiares con el monarca Pedro.

Enrique durante su reinado, tuvo una vida militar muy activa, primero se enfrentó a Portugal, imponiendo a Fernando I de Portugal, la Paz de Alcoutim en 1371 tras ocupar Braganza, al año siguiente en 1372, se enfrentó a Inglaterra a quien derrotó en la Batalla naval de La Rochela. Ocupó Almeida y Viseo y bloqueó el puerto de Lisboa, obligando así a Fernando a firmar el tratado de Santarem en 1373 que establecía el préstamo de la Flota de Portugal al bando franco-castellano.

En el propio año 1373 volvió sus armas contra el reino de Navarra a quien venció imponiendo la paz de Briones, mientras que en 1375 derrotó a Pedro IV de Aragón haciéndole firmar la Paz de Almazán. Por cada uno de estos tratados de paz, Enrique II estableció alianzas matrimoniales entre sus hijos y los de los reyes de Portugal, Navarra y Aragón, iniciando así el afianzamiento y la expansión de su dinastía.[3] Como parte de su reinado, impulsó la reconstrucción del país, dañado por las guerras, sin embargo al final de este enrumbó su vida nuevamente a la guerra al recibir el ataque de Inglaterra y de Navarra en 1377 quienes se encontraban aliadas. Poco antes de morir en 1379, firmó el tratado de Navarra conocido como la Paz de Santo Domingo de la Calzada.

Muerte

Enrique fallece en Santo Domingo de la Calzada, La Rioja, España, el 29 de mayo de 1379, heredando el reino su hijo Juan, quien reinó como Juan I.

Referencias

  1. Enrique II de Trastámara. Disponible en: Arte guía
  2. Enrique II de Trastámara. Disponible en: Arte guía
  3. Enrique II de Castilla. Disponible en: Biografías y Vidas

Fuentes