Mezquita de Damasco

Revisión del 21:50 28 ago 2019 de Carlos idict (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Gran Mezquita de Damasco
UNESCO logo.png Welterbe.png
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
MezDamasco1.jpg
PaísBandera de Siria
TipoMezquita - Catedral
RegiónDamasco
Año de inscripción705 (? sesión)
Extensiones157 x 97 m

Mezquita de Damasco. Mezquita también conocida como la Mezquita de los Omeya, es una de las mezquitas más grandes y antiguas del mundo. Fue considerada una de las maravillas de su época y ha sido declarada, por supuesto, Patrimonio de la Humanidad por UNESCO, al igual que el área histórica de la ciudad de Damasco

Construcción

Su construcción comenzó en el año 706 y terminó en 715. Está ubicada en el casco antiguo de la ciudad de Damasco y es de una gran importancia arquitectónica.

La mezquita guarda un sepulcro que dice contener la cabeza de San Juan Bautista, uno de los pocos profetas comunes de cristianos y musulmanes. Supuestamente la cabeza fue encontrada durante las excavaciones llevadas a cabo para la construcción de la mezquita. El sepulcro está adornado con unos llamativos cristales verdosos.

La mezquita también es famosa por albergar la tumba de Saladino, gran Sultán de Siria y Egipto y uno de los grandes gobernantes del mundo islámico, que luchó contra los reyes Ricardo I de Inglaterra y Felipe II de Francia durante las cruzadas, que se encuentra en un jardín adjunto a la pared norte de la mezquita.

El emplazamiento donde hoy se levanta la mezquita era un templo dedicado a Hadad de la época aramea. La presencia aramea está atestiguada por el descubrimiento de un megalito de basalto que representa una esfinge, excavada en la esquina noreste de la mezquita. Posteriormente el lugar fue un templo dedicado a Júpiter durante la época romana y por último una iglesia católica dedicada de San Juan Bautista durante la época bizantina.

Descripción

Muros externos provienen del antiguo templo de las épocas aramea y romana. Se pueden observar en los muros externos ornamentos e insignias griegas. Asimismo, se conservan en buen estado algunas columnas del templo, principalmente en la parte oeste, en la plaza enfrente de la mezquita.

Tiene unas dimensiones de 157 x 97 m. Por su forma de construcción recuerda a una basílica católica. Es uno de los ejemplos más sobresalientes de la arquitectura islámica antigua, utilizando la piedra como material de construcción. Tiene cuatro puertas, una cúpula y tres minaretes, estos últimos construidos posteriormente en un estilo diferente.

Sepulcro de San Juan el Bautista.

La planta combina la disposición hipóstila, reaprovechando muchas columnas romanas, con una nave central que conduce al mihrab. Dispone una espaciosa sala de oraciones con imponentes arcadas, dos alas laterales y un gran patio interior de mármol con tres pequeños pabellones: el Tesoro, el Pabellón de los Relojes y el Pabellón de las Fuentes. En la amplia sala de oración (145 m de largo), con la cúpula al-Nissr de 45 m de altura, se encuentra el santuario de Juan el Bautista, venerado igualmente por cristianos y musulmanes y, según la leyenda, en el sepulcro de mármol reposa la cabeza de este profeta.

La mezquita está decorada con mosaicos coloridos, que fueron terminados por maestros bizantinos. Especialmente espléndidos son los mosaicos en las paredes que representan el Edén.

En una de las salas adyacentes se encuentra el sepulcro con la cabeza de Huséin, el nieto de Mahoma. Este mausoleo es un importante lugar de peregrinación de los chiitas.

Junto a la mezquita, en los muros del norte, rodeado por un bello jardín, está el Mausoleo de Saladino, sultán de Siria, Egipto y Palestina, fundador de la dinastía ayubí. En el sepulcro de mármol hay una inscripción en árabe que reza: “Aquí descansan los restos de Saladino, quien liberó a Jerusalén de los infieles”.

También fue edificada por el califa Walid I, diez años después, la Djami al-Kabir o Gran Mezquita de Alepo, que fue restaurada en 2005 y luce nuevamente en todo su esplendor.

Antecedentes del templo

Al igual que otras mezquitas que se asentaron sobre antiguos santuarios, la de Damasco se desarrolló en un terreno donde antes se había situado un templo arameo dedicado a Hadad, construido cerca a 1000 a.C., del cual se encontró un monolito de basalto.

Posteriormente a en la época de romana se dedicó un templo a Júpiter en el siglo I d.C., el cual descansaba sobre una base rectangular y que medía 385 x 305 m, con torres ubicadas en las esquinas.

Luego, en el siglo IV se edificó una basílica cristiana dedicada a San Juan Bautista de estilo bizantino. Tras la conquista de Damasco por el Islam en el 638 y la consagración de la capital como capital del islamismo en el 660, y al igual que la Mezquita catedral de Córdoba, en un principio musulmanes y cristianos compartían el mismo edificio de oración hasta el califa al-Walid ordenó la demolición de la iglesia para la construcción de una nueva mezquita, no sin antes compensar a los cristianos (todas las fuentes consultadas resaltan esta versión, excepto Golvyn (1971) que basado en textos antiguos propone que la Iglesia de San Juan Bautista se hallaba en otro lugar.

Galería de imagenes partes de la mezquita

Enlace relacionado

Fuentes