Península del Peloponeso (Grecia)

Revisión del 20:06 11 mar 2020 de Rosarino (discusión | contribuciones) (Fuentes)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Península del Peloponeso (Grecia)
Información sobre la plantilla
Isla penelope.jpg
Mapa de la antigua Grecia que muestra la península del Peloponeso con sus ciudades principales: Olimpia, Corinto, Micenas, Pilos y Esparta.
Mapa de la antigua Grecia que muestra la península del Peloponeso con sus ciudades principales: Olimpia, Corinto, Micenas, Pilos y Esparta.
CapitalTrípoli
Entidadprovincia
 • PaísBandera de Grecia Grecia
Superficie 
 • Total21 549 km² km²
Población (2010) 
 • Total639 000 hab.
 • Densidad41 hab./km² hab/km²

Peloponeso es una península de Grecia, unida al continente europeo por el istmo de Corinto, que actualmente está interrumpido por el canal de Corinto.

En griego se llama Πελοπόννησος

  • [pelopóneesos], según la pronunciación clásica;
  • [pelopónisos], según la pronunciación moderna.

Las únicas ciudades importantes son Patrás (en el norte) y Kalamata, donde se hallan los principales puertos.

  • Ciudad de Kalamata: Kalamata o Kalámata también llamada Kalama o Kalamai (en griego: Καλαμάτα). es la capital de la unidad periférica de Mesenia, y el núcleo más poblado, con cerca de 60 000 habitantes.
  • Patras: es la tercera ciudad más grande de Grecia. Debido al crecimiento de la población se produce en esa península una conurbación de 250 000 habitantes. Es el centro político, económico, administrativo y cultural del oeste griego.

En 2004, el Peloponeso ganó una segunda conexión con el continente tras la construcción del puente de Río-Antirio.

En la región se halla la ciudad de Olimpia (centro religioso de la Antigüedad donde se celebraron los primeros Juegos Olímpicos), y la ciudad de Esparta, una de las dos ciudades Estado hegemónicas en el período clásico.

Historia

Puerta de Leones

La historia de la península abarca cuatro milenios.

Los primeros pobladores fueron los egeos (2600 a. n. e.), y posteriormente fue ocupado por anatolios (2400 a. n. e.), jonios (2000 a. n. e.), aqueos (1600 a. n. e.).

El Peloponeso cuenta con sitios arquelógicos de gran importancia, destacándose el de Corinto donde está el templo de Apolo y el Ágora, así como el yacimiento arqueológico de Micenas, situado en el noreste de la península del Peloponeso, es el máximo exponente de la civilización micénica que dominó Grecia en el II milenio a. n. e.

Las fortificaciones de la Acrópolis de Micenas a la que se accede por la «Puerta de los Leones» que representa a dos leones rampantes de unos 3 metros de altura, se construyeron en un estilo conocido como ciclópeo, debido a que los bloques de piedra usados eran tan enormes que en épocas posteriores se pensó que eran fruto del trabajo de cíclopes (gigantes de un solo ojo).

El nombre Pelopónesos proviene de un héroe mitológico griego Pélope, quien supuestamente conquistó toda la región.

Etimológicamente, Peloponeso significa ‘isla de Pélope’, a pesar de que sólo fue una verdadera isla tras la apertura del canal de Corinto en 1893.

Esparta se convirtió en la principal polis de la península tras conquistar un tercio de ella (610 a. n. e.) y formar la Liga del Peloponeso, que se enfrentó a Atenas.

Posteriormente fue dominado por los macedonios y por los romanos, bajo cuyo mandato la región decayó en importancia, a pesar de la paz interior que se vivió en ella.

En el período romano se convirtió en un centro cosmopolita del Mediterráneo oriental. Son las notables ciudades importantes, donde se hallan los principales puertos; donde la actividad de comercio interno y externo es intenso.

Fue devastada por Alarico en el año 396 y ocupada por tribus eslavas, que terminaron helenizándose (adoptando la cultura y el idioma de los griegos). Tras la caída del Imperio Romano de Oriente en 1204, toda la península fue ocupada por Venecia y los cruzados.

Posteriormente (en 1430) fue reconquistada por los romanos de Oriente, pero treinta años más tarde fue ocupada por los otomanos (Mehmet II), a los que perteneció hasta la independencia de Grecia moderna.

En la Edad Media, con la aparición de los mapas, a toda la península se la llamaba Morea, debido al parecido de su forma con una hoja de moral.

Guerra del Peloponeso

La Guerra del Peloponeso fue un acontecimiento que se desarrolló entre Atenas y Esparta. Los historiadores divididen la guerra en tres fases.

Guerra arquidámica

La primera parte le dan el nombre de Guerra arquidámica, donde Esparta lanzó repetidas invasiones sobre el Ática, mientras que Atenas aprovechaba su supremacía naval para atacar las costas del Peloponeso y trataba de sofocar cualquier signo de malestar dentro de su imperio este período concluyó en 421 a. n. e., con la firma de la Paz de Nicias. Sin embargo, al poco tiempo el tratado fue socavado por nuevos combates en el Peloponeso.

Aunque declarada la paz con Esparta por treinta años sólo solo duró quince. En 431 aC comienza nuevamente la guerra del Peloponeso entre Atenas y Esparta. Ademas Atenas también entrará en guerra contra Corinto en la competencia por las rutas comerciales. El evento culminante de esta guerra - fue el envió de una inmensa una inmensa fuerza expedicionaria para atacar Siracusa, en Sicilia. La expedición ateniense, que se prolongó del 415 al 413 a. n. e., terminó en desastre, con la destrucción de gran parte del ejército y la reducción a la esclavitud de miles de soldados atenienses y aliados.

Guerra de Decelia

Esto precipitó la fase final de la guerra, que suele ser llamada la Guerra de Decelia. En esta etapa, Esparta, con la nueva ayuda de Persia, apoyó rebeliones en estados bajo el dominio de Atenas en el Mar Egeo y en Jonia, debilitando a la Liga de Delos y, eventualmente, privando a Atenas de su supremacía marítima. La destrucción de la flota ateniense en Egospótamos puso fin a la guerra y Atenas se rindió al año siguiente. (Haz click en la imagen para engrandarla)

La guerra del Peloponeso cambió el mapa de la Antigua Grecia. A nivel internacional, Atenas, la principal ciudad antes de este conclicto, fue reducida prácticamente a un estado de sometimiento, mientras Esparta se establecía como el mayor poder de Grecia. El costo económico de la guerra se sintió en toda Grecia; un estado de pobreza se extendió por el Peloponeso, mientras que Atenas se encontró a sí misma completamente devastada y jamás pudo recuperar su antigua prosperidad.

La guerra también acarreó cambios más sutiles dentro de la sociedad griega; el conflicto entre la democracia ateniense y la oligarquía espartana, cada una de las cuales apoyaba a facciones políticas amigas dentro de otros estados, transformó a las guerras civiles en algo común en el mundo griego.

Las guerras griegas, mientras tanto, que originariamente eran una forma de conflicto limitado y formal, se convirtieron en luchas sin cuartel entre ciudades estado que incluían atrocidades a gran escala. La guerra del Peloponeso, que destrozó tabúes religiosos y culturales, devastó extensos territorios y destruyó a ciudades enteras, marcó el final del dorado siglo V a. n. e. de Grecia.

Durante un corto período de tiempo, Atenas fue gobernada por los "Treinta Tiranos", suspediéndose el régimen democrático. Este nuevo gobierno reaccionario fue establecido por Esparta. En 403 a. n. e., Trasíbulo derribó a los oligarcas y restauró la democracia.

Pese a que el poderío ateniense estaba fracturado, la guerra de Corinto ayudó a una pequeña mejoría y Atenas siguió teniendo un rol activo en la política griega. A su vez, Esparta fue derrotada por Tebas en la batalla de Leuctra en 371 a. n. e., pero unos años más tarde, la conquista de Grecia por parte de Filipo II de Macedonia puso fin a todo.

Geografía

Geográficamente, el término Peloponeso se aplica a toda la península, aunque en la organización territorial de Grecia solo una parte pertenece a la «periferia de Peloponeso»;[1] la parte noroccidental corresponde a la «periferia de Grecia Occidental».

Peloponeso es una gran península en el suroeste de Grecia, unida al continente al este por el istmo de Corinto, a través del cual limita con Ática. Al norte limita con Grecia Continental (cuyas prefecturas de Acaya y Élide también pertenecen a la península) y el Golfo de Corinto y al este con el Mar Egeo.

Administrativamente el Peloponeso se divide en las provincias de Arcadia, Argólida, Corintia, Laconia, Mesenia, Acaya y Élide. Las cinco primeras pertenecen a la región del Peloponeso, mientras que las provincias de Acaya y Élide forman parte de la región de Grecia Occidental.

La península es una prolongación de la cordillera del Pindo, y presenta un relieve muy montañoso. Está formado por varios macizos:

  • el Olono (2223 m), en el noroeste,
  • el Kyllini (2376 m), en el noreste
  • el Mégalo (1980 m) en el centro, y
  • las colinas de Argólida, el Parnón (1935 m) y el Taigeto (2404 m), que bordean los característicos golfos de Nauplia, Laconia y Mesenia, en el sureste. En estos últimos terminan los valles de Argos, Esparta y Calamata, donde se practica agricultura de regadío.

La península presenta llanuras interiores aisladas, como la de Megalópolis. En el noroeste se extienden llanuras costeras antiguamente pantanosas, que han sido desecadas para dedicarlas a la agricultura y eliminar la malaria.

Superficie

La superficie de toda la península de Peloponeso es de 21 549 km², mientras que la superficie de la «periferia [‘región’] de Peloponeso» es de 15 490 km².[1]

Economía

La región vive eminentemente de cultivos agrícolas de tipo mediterráneo: frutales, cítricos, olivo y vid. A estos se les añade ganadería ovina y caprina en las zonas montañosas y el cultivo de maíz en los valles. El Peloponeso exporta productos del olivo, melones, sandías, agrios, tabaco y especialmente vino y pasas (Pasas de Corinto). Argos suministra verduras a Atenas. Igualmente existe un incipiente desarrollo de turismo rural en zonas singulares del Peloponeso, en las que con el apoyo de programas del Estado griego se están reconstruyendo antiguos pyrgoi (torres) para reconvertirlos en hoteles rurales destinados al turismo de calidad, sobre todo en zonas cercanas al mar como Gythio, el antiguo puerto de Esparta.

La actividad económica fundamental es la agrícultura, donde el hombre ha desecado las zonas pantanosas proximas a las costas y las usa intensamente, además de los cultivos en los llanos, alterna la cria de animales en las zonas montañosas, así como exportando una serie de productos. Entre los principales recursos que desarrolla y comercializa se encuentran:

  • Ganadería ovina y caprina principalmente en las zonas montañosas.
  • El cultivo de maíz se realiza fundamentalmente en los valles.
  • Cultivo y exportación de olivo, vid, cítricos, frutales como: melones, sandías, y otros reglones como el tabaco, así como procesa vinos y pasas.

También el turismo rural ha ido ganando en importancia, donde existen programas del estado griego donde se están reconstruyendo antiguos pyrgoi (torres) para convertirlos en hoteles rurales para el turismo, Las zonas escogidas son las cercanas al mar como Gythio, el antiguo puerto de Esparta.

División político-administrativa

Fotografía de alguna de las ciudades costeras de la península del Peloponeso.

Peloponeso es una región (periféreia)[1] de Grecia, formada por 5 prefecturas o unidades periféricas (en griego, νομοι [nomoi]):

Las prefecturas de Acaya y Élide pertenecen también a la península, pero forman parte de la región de Grecia occidental.

La península presenta un relieve muy montañoso porque es una prolongación de la cordillera del Pindo. El pico más alto es el monte Taigeto (2404 metros). La ciudad de Olimpia, sede de los juegos Olímpicos, por lo que es muy visitada.

Corinto

Es la entrada obligada a la península del Peloponeso. Su yacimiento arqueológico, en el que destaca el templo de Apolo y el Ágora, conserva más ruinas romanas que griegas porque cuando el Imperio Romano comenzó su conquista del mediterráneo Corinto fue arrasada por el general romano Lucio Mumio en el año 146 a. n. e.. En el año 44 a. n. e., Julio César estableció una colonia romana, y en el año 27 a. n. e., César Augusto la hizo capital de la región convirtiéndose en el centro comercial griego entre el Asia Menor y Roma.

El Acrocorinto es una montaña rocosa que constituye una fortaleza natural que sirvió como sitio de culto a Afrodita. En su cima hay un restaurante desde cuya terraza puede contemplarse una impresionante vista panorámica de la región.

Según la mitología en Corinto se construyó el Argos, nave de Jasón y su tripulación de argonautas que partieron en busca del vellocino de oro.

Argólida

Es la provincia (nomos) del Peloponeso con más restos arqueológicos (Corinto, Nemea, Micenas, Argos, Tirinto y Epidauro). La capital de la provincia es Nauplia (Nafplion) que fue la primera capital de Grecia entre 1828 y 1834.

De 1600 a 1100 a. n. e. con la civilización micénica la Argólida fue el corazón de Grecia. En esta época la capital era Argos, eterna rival de Esparta.

Nafplio (Nauplia)

En el golfo de la Argólida se sitúa Nafplio, capital de la Argólida y una de las más bellas ciudades de Grecia. Fue la primera capital de Grecia entre 1829 y 1834.

  • Tiene casi 20 000 habitantes y posee un puerto importante.
  • Su nombre deriva de Nauplio, hijo de Poseidón y Amimone, padre de Palamedes.
  • El casco antiguo de casas neoclásicas con balcones de madera repletos de flores es, en su mayor parte, peatonal. Está repleto de tiendas, tabernas y terrazas que dan al mar, desde las que puede contemplarse la pequeña y pintoresca isla-fortaleza de Bourtzi, un castillo del siglo XV que parece flotar sobre las aguas.
  • La fortaleza Palamedes, construida por los venecianos, está situada en lo alto de un peñasco de 216 metros de altura a la que se accede por una escalera de 857 peldaños.

Pirgos (Pyrgos)

Es la capital de la provincia de la Élide. Está situada a 10 kilómetros de la ciudad de Olimpia por lo que constituye un buen sitio para alojarse en la visita a Olimpia.

Su nombre (pyrgos: ‘torre’) proviene de la gran torre que construyó Ioannis Tsernotás en el siglo XVI.

La ciudad de 20 000 habitantes está enlazada por ferrocarril con su puerto, Katakolon, donde paran numerosos cruceros.

El Teatro de Epidauro

Cerca del pueblo de Ligurio, en un bosque de pinos se encuentra el Teatro de Epidauro, el teatro de la antigüedad con mejor acústica del mundo.

Fuentes